Seguidores

Translator

22 junio 2005

Minutero sin reloj para unas manos

Puede ser que te quedes guarecida
en los minutos más profundos
donde alcanzan a tocarse los instantes
y perder la sombra
y quedarte sin reflejo.

O puede que nada sea,
solo tu voz
emergiendo a mi silencio.
Y en las manos
las manos
se sujetan.

2 comentarios:

ERDRICK GOUNIER dijo...

Entonces las manos sujetadas se conviertes en eternos segundos.

Román Ahuí dijo...

Eternos segundos: Totalidad que anula las correrías del tiempo. Tú lo has dicho.