Seguidores

Translator

28 diciembre 2004

Humo

Texto no publicable. Letras como ejercicio lúdico. Ser feliz es jugar con uno mismo (y alguna veces hacer partícipe a alguien a partir de la nada). La literatura es mágica porque primero creamos y luego creemos. Todo lo escrito fue antes sentido. Ha partido al viento todo lo dicho. Cierto el delirio. No es ancho el destino. La cortina aún no se ha corrido. El actor es empujado, está en su coraza detenido. Ensaya en harapos. El gesto retuerce a la boca, delata al espejo. Tres monedas en el bolsillo. Una copa vacía. Los ojos bien puestos. Humo. Es hora de internar los lamentos.

Burbujitas

Me acabo de dar cuenta que lo que me gusta de la Coca-Cola son las burbujitas.

25 diciembre 2004

Cinco adargas para no enamorarse de su musa literaria

Evite mirarla a los ojos.
No la nombre en silencio.
Ni la invoque a cada rato.
Evada cualquiera de sus dulces palabras.
No le comparta su alma.

Recuerde:
Cuando escriba procure ser honesto
pero prudente, suelen ser asustadizas.
La sutilidad, la estética y la verdad
entrejiendo sueños les favorece.
Evidencia:
Si la llega a soñar y despierta entristecido
prepárese para Cupido y sus flechazos. Pero
no deje por ningún motivo seguir escribiendo.
Antídoto Activo:
Queme sus tres libros favoritos, no lea nada
por las noches y publique un texto con nuevemil
palabras entre comillas.
Antídoto Pasivo:
Sólo respire hondo, cierre los párpados, abra los ojos
y vea cómo, allí dentro, ahí hondo se sucede todo.

24 diciembre 2004

Del fuego y otros avatares

Todo se adultera hoy. A mí me ha tocado personificar un heroísmo falso. Maté al pobre dragón de modo alevoso que no debe ni recordarse. El inofensivo monstruo vivía pacíficamente y no hizo mal a nadie. Hasta pagaba sus contribuciones, y llegó en inocente complicidad a depositar su voto en las urnas, durante las últimas elecciones generales. Pero tenía que matarlo. Como autoridad del pueblo debía terminar con aquella figura mítica de terror y maldad que aún ejercía el dragón alicaído. Ya casi no salía de su cueva, se la pasaba fumando pipa como queriendo emular los viejos tiempos cuando lanzaba gigantescas llamaradas, que eran el azote del raquítico cuerpo de bomberos. Una vez despilfarró tanto fuego que decidieron rociarlo todo para sofocar su calor, una pulmonía lo mantuvo inactivo durante unos meses. Por otro lado no me siento tan culpable, porque nunca se casó y no tenía hijos, aunque sí, dicen, tiene un joven sobrino que se dedica, con su incendiario aliento, a rostizar pollos y comercializarlos cerca de la ciudad. Y sé que pronto vendrá a reclamar la herencia que le dejó el tío, y de paso, estoy seguro, me chamuscará para ir a venderme como nuevo producto alimenticio.

23 diciembre 2004

De todas formas...

"Escribe lo que quieras. Di lo que se te antoje. De todas formas vas a ser condenado"
[José Emilio Pacheco, No me preguntes cómo pasa el tiempo]

21 diciembre 2004

Me gustas mujer

Por eso las letras
la vida.
Por eso en instantes
mis ojos sobre
tus pupilas.

20 diciembre 2004

Se me antoja

Nada más de ver lo negro de la ausencia
se me antoja la luna
y el cuerpo detenido.

19 diciembre 2004

Para el caso, es lo mismo (o A ver si nos vamos entendiendo)

Niña y padre en un centro comercial, hablando sobre un juguete.

- Ese yo te lo compré.
- No, ese me lo trajeron los Reyes el año pasado.
- Ah, de veras.

Punto y seguido

Culmino escribiendo
...................................por tus ojos
las letras
...............amanecidas
...................................en mis labios.

Saldo

La cafeína
retó a golpes
al aletargamiento y al sueño.
No ha habido heridos.
Y yo, soy mudo
despierto testigo.

Desierto

Sobre el muro
la húmeda retina
presagia tempestad de sal
por todos lados.

Magia blanca

Libre del cuerpo
tu sonrisa blanca
me adivina.

Amor-citas

"El enamorado acomete actos maravillosos o terribles con enorme tranquilidad".
[Marco Tulio Aguilera Garramuño, Mujeres Amadas]

"La inteligencia es la capacidad de ejercer la libertad. Yo te he amado sin perdirte permiso".
[Leonardo Schwebel, Siento por Ciento]

"Es el amor la traición cometida en estas noches humanas, traición incalculable que el mar imita al ansia de los dos cuerpos que somos".
[Héctor Domínguez Rubalcava, El Viento no Responde]

"El amor y la vida son hoy sindicalistas, y todo se dilata en círculos concéntricos".
[Manuel Maples Arce, Andamios Interiores]

16 diciembre 2004

Solo

Se llama Solo, se apellida Corchetes Ves. Y acaba de nacer hace unos pocos minutos. Si bien no camina, se mantiene erguido. Se me figura que tiene cara de pregunta o abducción. (O lo que es no tener sueño a las tres de la madrugada)


s
° L °
[ ..
]
v v

Insurgente

Para aquella amiga que me la dio de insurgente, por aquello de los textos alusivos a la religión, solo le digo que alguna influencia deja haber estudiado en la infancia en un colegio de monjas.

15 diciembre 2004

Cuando un verso te nombra

[Fernando Delgadillo]

"Todo pierde su luz buscándote y al centro quedas tú, luna quemante. Porque estás en mi frente confundiendo a las horas porque vuelves silente de la luz a la sombra, descomponiendo todo, cuando un verso te nombra".

14 diciembre 2004

Días como estos

Es uno de esos días en que el cuerpo no repara de la cama. Ya diciembre emplaza sus heladas. ¡Otra vez la Navidad, por Dios! Colores de estas fechas estallan en la calles; maquillan, destellantes, a las casas; se esbozan dentro de los hogares; aparcados en las televisiones y refundidos hasta en los cajones. Lo más entusiasmante de esto deben ser dos cosas, las archiansiadas vacaciones y las regalías (en amplio sentido) que proveen las festividades.
Hay diciembres que deberían ser mejores.

Yo sólo sé que hoy el cuerpo no repara.

Letanía

Aire de los días.
Rueda por nosotros.

Palabra que aniquila.
Rueda por nosotros.

Infalible pesticida.
Rueda por nosotros.

Canicas de la infancia.
Rodad por nosotros.

Lágrima de mar.
Rueda por nosotros.

Amor territorial.
Rueda por nosotros.

Moneda inferior.
Rueda por nosotros.

Piedra de abandono.
Rueda por nosotros.

Humo inmarchitable.
Rueda por nosotros.

Beso aproximado.
Rueda por nosotros.

Nosotros que somos pecadores
no rodamos.
Óyelo.

13 diciembre 2004

En el cielo debe haber fiesta

Estos meteoros que, si las nubes no estorban, podremos ver hoy por la noche, denominados Gemínidas es la lluvia de "estrellas" más activa del año. Observar la estela que dejan es instantáneo, no suele pasar de tres segundos. El nombre de Gemínidas se deriva de la región del cielo desde donde, aparentemente, proceden, correspondiendo ésta a la constelación de Gémini.

Para admirar este anual acontecimiento se requiere de lugares oscuros, para permitir a la pupila salpicarse con los más tenues y diminutos destellos. Se recomienda algún elemento, como una construcción o árbol para ocultar la luna (hasta el dedo puede servir, si con el sol funciona). Y, dada la época, llevarse algo para el frío, llámese licor, amad@, o ya en el peor de los casos, un abrigo.

11 diciembre 2004

Sueños afelpados

Maniquí de sueños afelpados:
torpe tu esperanza
de un distinto aparador
cada mañana.

Nunca nada

En tu boca se sujetan las tragedias. Arden los vocablos. Sueñan los ingenuos. Apuestas con ganas nunca nada. Ni tu sombra plena refrescando el muro cierto. Ni el cabello suelto redondeando las mañanas. Esos clavos que soportan la conciencia lerda, improvista, malhadada, son los clavos desde donde caen, lánguidos, tus días y sus llamas.

10 diciembre 2004

Atrás del cerro

Siempre alerta.
Un ojo al camino,
otro a la derecha.
Vigilia larga.
Pensamientos turbios.
Desencadenado el pie
el tobillo sangra.
Nadie me ve.
Mis respiros
no se oyen de noche.
Atrás del cerro,
antes del alba,
la libertad
aguarda.

Piedra de río

La corriente calla
y la piedra
huele a hilos negros
de bazofia humana.
No hay más la caricia
del agua rauda
para su caparazón añoso.
Cada mañana ha de despertar
cuerpo al sol, ya sin manías.
Sólo espera
una lluvia urgente
para ahogar su grito
y recordar que vive.

El infierno y sus verdades

Tiene el infierno
dos verdades.

Toda oscuridad
abre brecha hacia el vacío.
Falso que haya
rayos
truenos
jardines ya marchitos
pesadillas
tramas demoníacas
delirios sin sentido.

Nadie orina para apagar
el antiguo,
virulento fuego
que desde los cuerpos,
de pecho compulsivo,
libera todo sueño.

09 diciembre 2004

En el campo más grande

Jimena María: Y rueda que rueda, por mis manos, por las de ellos y se pincha ¿y dale que jugábamos a tocarnos despacito?, ¿pero vestidos eh? si no las margaritas de mi alma se van a estropear. Igual hiciste lo que queríamos. Me desvestiste lento, podía verte hacerlo a través de la sombra tuya, proyectada en la cama próxima gracias a la luz de una vela vieja y amarillenta. Me gusto rodearte con mis labios pero más me gustó morderte. Cuando me miraste, yo ya no estaba. Me había perdido en el campo más grande. ¡Ah!, y había muchos trenes.
.
Ahuí: Y se estropearon las margaritas en intenso palpitar, la sombra escurrió sin vela y junto a los rieles rodearon los labios la eternidad.

Quizá

"Quizá sea eso, las espinas se quedan, mueren las rosas."

07 diciembre 2004

Al averno

A Jacka,
por el tardío punto
de partida.
.
.
Desde estas conjeturas la verdad de nada sirve. Claudicó la urgencia. Las compuertas del vacío no han sido ciertas, ni esas risas desgajadas del favor empobrecido. Se reventó el reloj y cuelga atado a la posteridad el tiempo. La hora incalculable la guarda Dios entre sus manos. No es cierto que tengo algo para darte. Soy coraza derretida sobre el gesto imperdonable. La paciencia caducada por el trazo inmarcesible de los días. Los montones de palabras a tientos repartidas. El jardín opulento. Paradigma claroscuro. Tres preguntas arrojadas al averno.

Largo transitar

Pululan las aves
por la vereda inverosímil e inexacta,
escalinata musgosa
los pasos tuerce
hacia el largo transitar
en los panteones.


01 diciembre 2004

Fluvial es el recuerdo

No te palpo, no te amo.
Los vacíos son inmensos,
como necias las tormentas.
Váyanse las gotas del recuerdo
estrellando en las banquetas.
Escurra su derramada vida

por las alcantarillas,
donde las ratas

carcoman la memoria
y amar

no se permita.

Beso suspendido

Te nombro.
Llega el beso
apaleando mi palabra.
El aire se sujeta
en la pared, ensimismado.
Suspendo la húmeda batalla
y acomodo la corbata.
Tus ojos remontan
cercanías.
No importa que no hables.
Hay palabras tan mudas
como el cielo,
leídas en las horas
donde el instante
no se enumera
ni se aplaza.

Verdades bíblicas

El sexo no fue hecho en el jardín.
La serpiente nunca te ha perseguido a ti.
La manzana hoy me la comí.
Eva y Adán, han de estar riéndose de mí.


Perfección, please

Qué puedo escribir en esta noche sin estrellas.....
-No, va de nuez.
No puedo escribir una noche sin estrellas...
-Perfección, please.
Escribir la noche... ¿y si te estrellas?

(Qué se puede escribir a las cuatro de la tarde, apenas el día comienza a cansarse, y yo, no logro amarrar las agujetas de mi alma)