Seguidores

Translator

15 septiembre 2011

Deja que dormite el agua coagulada.

08 septiembre 2011

El horizonte

Hundido en la claridad de los rostros conocidos, el horizonte me acapara.

31 julio 2011

Reflejo pantera

Al otro lado del espejo se gesta el tiempo, con la suavidad con que camina una pantera.

Pleonasmo

Hablaré de putas y manjares. Sería pleonasmo, lo bifurco para simular una barrera, en algún instante verás que de algo te has estado perdiendo. 

29 mayo 2011

Postales

Sus pequeñas manos,
apenas deslizables,
y su tobillo terso
y desafiante de la altura.

Sus labios suavecitos
proverbiales
rojos de otoño nunca
de labiales.

Y esas nalgas
perplejas
presumidas
que tarde a tarde
fueron las ventanas
del héroe
de la máscara de fuego.
Hoy son postales
guardadas
en cajas de zapatos.

28 mayo 2011

Vengo

Vengo
porque voy.
Y cuando
me detengo
es porque
reposo
el movimiento.

Individualidad

La diversidad
nos hace inalienables
(en su significado de individualidad).

Somos el caos
encaminándonos
rotundamente
hacia la dicha.

28 abril 2011

Dios nos libre

Recorrer tu rostro es abstraerse. La pura esencia del encanto alcanza para escribir unas letras como éstas y después vaciarse: el vértigo amoroso, repentino. Dios nos libre de tus besos. Quién soportaría tanta beldad y tanto tino. 

30 marzo 2011

Canto

Los pájaros se comunican la lluvia. 
Yo también canto.

27 marzo 2011

Deseo

Peace and love (and sex)
para los más carnales,
como yo, 
aroma viril 
entre la oscuridad de un beso.

07 febrero 2011

Los encuentros

El viaje solitario propone los encuentros. La conciencia tiene sus delirios, también huellas y apetitos. Los modales de rasgos elegantes desobedecen a las voces interiores. Hemos sido mordidos y engañados. Y este sueño apenas resplandece en la memoria. Paciencia vive el fuego, mientras la lluvia osa detenerlo. 

30 enero 2011

Whisky

Whisky,
unos chocolates,
una sinfonía,
el anochecer:
el amor sin un solo beso,
apenas tocándose.

05 enero 2011

Quien tenga alas que levante

Arrodillado el tiempo 
ha quedado en la banqueta,
quien tenga alas que levante.

No asumimos limitarnos a la sobra.
El espeso temporal sobre las testas
en prenda del dolor despavorido
evidencia silencioso nuestro nombre.