Seguidores

Translator

29 marzo 2005

Fue secreto

Tomarte
y esparcirte en la letra.
Como ese rito íntimo
de las noches en vela
donde las manos
son lo primero
que se sujeta
a la vorágine
de lo apostado
por completo.

28 marzo 2005

Poe-citas

"En un poema uno da su vida y asimismo un poquito de su muerte".
[Mario Bennedetti]

"Entre un pensador, un erudito y un poeta hay la misma diferencia que entre un libro, un índice de materias y un papel higiénico".

"El poeta es un ladrón de su fortuna, de su tiempo, de su libertad, de su salud y del pensamiento ajeno".
[Glauco Mattoso, Galería Alegría]

"La poesía no destruye el lenguaje ordinario sino para construirlo en un plano superior. A la desestructuración operada por la figura sucede la reestructuración de otro orden”.
[Jean Cohen, Estructura del lenguaje poético]

"Me inclino a creer que la busca de la poesía es el ejercicio de la poesía misma".
[Paul Valery]

“La poesía en sí es la expresión sucesiva de las imágenes equivalentistas. Reducción al absurdo ideológico. Imagen multánime. Raíz cuadrada de un coeficiente ideológico-multiplicador común diferencial de la imagen a) directa-simple, b) directa compuesta, c) indirecta simple, plano de superación”.
[Guillaume Apollinaire, cit. por E. Caracciolo Trejo, La poesía de Vicente Huidobro y la Vanguardia]

27 marzo 2005

Alas destejidas

La araña desteje
las alas de la paloma.
La paloma ungida por el grito,
el de guerra.
Y el otro, sospechoso,
que proclama salvación
y arrebata lo perdido.

26 marzo 2005

Vértigo de ciudad

La ciudad se mueve
en este derredor
de horas insensatas
que a rastras
lleva el sol.

Telaraña de alta tensión bajo los algodones de Dios

Subestación

Estorba la lejanía.

El tren
impenetrable de las horas
se posterga en la subestación

de la memoria.

Puntos lagrimales

Soy Este.
El de los parques
cuando atardece.

Soy Sur.
Asisto.
El día alimonado derrama
una agonía distinta
en las fuentes.

Soy Norte.
Las palomas tiemblan
al aire
--un ave nunca sabrá caerse—

Oeste soy.
Hay domingos
en que se cumplen los deseos.
Yo perdí los míos
en algún parque.

25 marzo 2005

Exactitud

No hay nada como comerse unos limones dulces en primavera.

Amor terrenal

“Vas enredando mi consciencia abierta. La soledad se escucha, a veces. Solo deja de esculpir tu nombre sobre mi pobre alma, de una vez, para así después volver a esclavizarme en honor a tu hijo, con tu aliento envenenado”.

[Bela Lugosi, Amor a tres metros bajo tierra]

Alquimista

100 segundos

La solapa luída y sin corbata.
Tres años más viejo que su alma.
Atraviesa la calle con el paso solitario
que amedrenta.
No ve los faros de los autos.
Cae el cuerpo en el asfalto.
No ve las intermitentes
como hormigas encendidas.
El cielo se apaga con su nombre.
No hay sirenas rojas en sus ojos.

Su reloj
ha perdido
cien segundos.

24 marzo 2005

La egofante

El ego de ella sola en terrible enfrentamiento con la realidad de todos, no deja más que iracunda a la una y en breve confusión a otros, los demás se ríen. No hay circo gratis todos los días, con una paquiderma en el trapecio vestida de payaso que vende palomitas y doma al león con su colita, toca el acordeón y mueve el pandero, anuncia el número siguiente, dirige las luces, salta, vuelca, se retuerce. Pero sobre todo grita, inconsciente de que su trompa grande no se arregla con cirujía.

Eureka

Hay cosas tuyas fusionándose en mi vida. Mientras otras miles añosas se separan.

23 marzo 2005

La prosecución de una respuesta detenida

Detienes en la boca una respuesta.
Mis manos cuelgan en el closet
-- se han escrito solas las palabras –-
Y arrinconado, el tiempo
me propone
seguir haciéndome viejo,
más que sabio de tu andanza…
viejo.

22 marzo 2005

Ni manera ni fe

No hubo manera
para que te tendieras bajo la voz
y te quedaras quieta.
Como si creyeras
que estas alas de insecto
te persiguen
desde el claustro
de ventanas y letras,
--forzoso escondrijo
de restos y huida--
para el que no existe llave
ni fe.

21 marzo 2005

Muerte con palabras compulsivas

Los cuerpos inmediatos se abandonan al abrazo envolvente, cegador que da la tierra. Hemos venido cumpliéndole su pasto con nuestra carne putrefacta. No hay error sino sigilo. Hablar de encierro no es permitido. Nos guarda la muerte en su honor, en su espacio favorito, en la herrumbre de su voz un motón de palabras compulsivas.

19 marzo 2005

Mi fe de iguana

Tremenda piedra de río fue a inspeccionarle, presurosa, la verde y rugosa cabeza. Zas, cayó entre matorrales. Pobre iguana que se iba a imaginar que ese día un cazador novato de pantalones cortos y charpe en mano, la derribaría de la pared donde se asoleaba. Y yo que en mi vida le había atinado a algún ser vivo, simplemente porque ni siquiera les había apuntado. En lo que la hallé, ya estaba hormigada. Pues cómo no si cayó en un hormiguero. Al menos ya tenía cómplices. A mí se me figuró que ya se la estaban comiendo. La jalé de la cola, previendo que si estaba moribunda los dos nos llevaríamos un susto, y me la llevé arrastrando hasta mi casa. No sabía qué hacer con ella, pero más tardé en irlo pensando que en salir echado, con todo y dinosaurio chiquito, de mi casa. "Empezaste con insectos vivos ¿ahora qué siguen, reptiles muertos?" Me senté en una piedra, la acomodé muy cerca y la movía a ratos con un palito. Llegué a zangolotearla. Creo que matarla no había sido tanto mi deseo. En una de esas cuando salí corriendo para observar un gran ave blanca que muy bajo planeaba el vuelo, la drámatica y buena prisionera, corrió conmigo y se siguió derecho. Desde entonces creo en la resurrección de los muertos.

18 marzo 2005

Sujeto como pulsera

Dijiste "mira" y descubierta de la manga, en la muñeca, redondeaba una pulsera. No sé para que sirvan las pulseras. Pero tienen un nombre etéreo. Han de guardar el pulso del corazón cuando se derrama de contento.

No dije mucho. Su color negro me hizo recordar mi suerte o mi desvelo. Y el blanco la pronunciación exacta de tu nombre, que sigo callando para escribirlo una mañana en las hojas blancas que descienden, turbulentas, y se esparcen por el suelo.

Pulsa tu pulsión en tu pulsera. Atesora en sus cuentas una historia. Siento que pienso luego pienso que existen motivos para no sentirte. Y desvío el pensamiento a la pregunta que toca la punta de tu pie y habla de las líneas que te adornan.

Sujeto entre los labios un cigarro. Sujeto al humo me imagino. La pulsera finge una manera de ceñirte y no decirlo.

17 marzo 2005

Palabras de mañana para quien aún duerme

Qué extraño es el mundo a las 7 de la mañana. Hoy llueve. Mojados y no tan contentos deben estar los pájaros, que balbucean su canto. El ruido de ciudad apenas se oye. Es hora de meterse a la cama o no salir de ella, sea el caso. En este instante tengo sueño y soy feliz, sea lo que sea eso.

Armas negras

Volvimos a hacerlo bajo la luz completa. No como en aquellos días que no podíamos. El sol secaba sobre el cuerpo la ropa de sudores empapada. El vaivén del grito se fundía en la continuidad de voces y temblaba el aire con la fuerza de las olas, de esas que arrebatan. Hubo tiempo para todo, menos para escupir o salir corriendo. La garra de la voz se sujetó a las líneas de horror que trazaban las armas negras de los guantes blancos. Hay estruendos que atraviesan corazones. Volvimos a hacerlo. Y ellos otra vez han mentido.

16 marzo 2005

Cuando el Musso y yo sólo veíamos pasar ratones


Inteligente. Y malcriado.
Este gato fue sumamente
envenenado.

11 marzo 2005

Pequeña Guía Anticonflictos para el próximo novio de mi ex

PREVISIONES
.....Vas a tener que escuchar con mucha frecuencia las múltiples anécdotas del día sobre quién y cómo le aludió sobre amor, belleza o inteligencia.
.....Serás sometido continuamente a una serie de pruebas, test y supuestos de todo tipo (yo los llamo “supositorios” por su calidad de incómodos y de inmediato efecto) para certificar que eres un hombre del buen actuar, sin ninguna desviación mental y todo un agricultor de la paciencia empapada de tolerancia, para que en donde no habiendo problemas, se tornen los instantes díficiles, y los haya.
.....Si hay alguna encomienda, situación pronta de opinión o una urgencia en donde sea requerido tu apoyo y/o presencia. No te preocupes si no quieres, no puedes o deseas descansar. Hay un antiguo y eterno “hermano de saliva” que invariablemente te suplirá.
.....Resérvate tus secretos personales. Ella cree que tú también eres el mejor amigo de su mejor amiga.
.....Quizá a estas alturas ya te sepas mi vida, en una versión bastante completa, proporcionada a gotas, aunque bastante distorsionada.

Frases favoritas: “Tú tienes la culpa” y “Me decepcionas”. ¡Ah!, y "Dame tiempo, voy aprender". La duda subsecuente: “No sé si he amado”. La advertencia: “Soy veneno” (yo agregaría, del que no mata pero cómo arde). La búsqueda final: Fidelidad, unicidad, comprensión, adoración y la posesión-olvido como fórmula de amor.

RECOMENDACIONES
-Nunca esperes que llore o baje la cabeza.
-Aunque estés muy ocupado, si te llama, contesta tu celular.
-No hables por hablar. Puede ser utilizado, con alevosía y ventaja, en tu contra. Tiene la habilidad de rastrear "contradicciones".
-Quítate del paso cuando quiera salir huyendo. No la abraces cuando esté enojada.
-Si te pregunta, no le digas que está delgada, ni gorda… sólo que así está bien.
-De preferencia, no le des a alguien a quien odiar de tu pasado, a menos que así lo quieras.
-No desconfíes si antes de darte un beso, en la calle, comienza a voltear para todos lados.

APUNTES FINALES
Propensa a: Interpretaciones radicalmente opuestas, desposeídas de toda intencionalidad inicial. Y exageradas y dolosas respuestas.
Lo mejor: Sus besos sabor artificial.
Lo peor: Sus mordidas, las más salvajes.
Lo detestable: Sus conjeturas siniestras.
Zona prohibida: Las pantorrillas.
No tocar: Los labios con los dedos.
No regalar: Trajes de baño, lentes oscuros, cosas donde haya plasmadas otras mujeres, relojes.
Tipo de amor: Insospechado.

10 marzo 2005

Para una pececita de colores

Estaba pensando que si hacemos como que mi felicitación del día de la Mujer fue una adelantada del día de tu cumpleaños. No te digo, la casualidad de los abismos digitales, aunque el año nada más tenga 365 días, me concedió la veda, la confusión y la ignorancia númerica. Así como una memoria calendárica deplorable. Por ello, para mí nada es cuestión de tiempo, sino de voluntades:
¡¡¡Muchas felicidades!!!

09 marzo 2005

El último cerillo

Me diste la razón. Otra vez. Apenas sin darte cuenta. Sí, el amor --me dijiste—como la luna, cuando no crece, disminuye; lo leí en alguna parte. Y te distrajiste otra vez en la ventana, absorta, como si miraras a las sombras y quisieras adivinar sus cuerpos y sus vidas. Qué insensatos somos, te oí decir bajito. Pestañeaste lento y cerraste los ojos. Si nos besamos fue porque la saliva nos convertía en piras el deseo. Pero fue triste e inútil propagar todo ese fuego. Encendí el primer cigarro con el último cerillo. Y tú nunca terminaste de fumarme.

Me lo imagino

Llegaste tarde, cansada, pero sin sueño. Y es que la noche es el momento idóneo para recapitular los días, encontrar algo de lo perdido, saltar las cercas y huir sin ser perseguida. De no haber creído que valía la pena, ya hace mucho hubieras bifurcado el camino. Hay cosas que se construyen solas y no dependen del tiempo. Maldito tiempo, que no interrumpe su tránsito impecable. Resbaladas las ganas de llorar, uno suspira o fuma… y para el colmo, escribe. Yo me lo imagino. Pero tú duermes. Entonces nada es cierto. Sólo los ojos sobre las letras al otro día y una sensación extraña de haber vivido al mismo tiempo una caricia y un desplome desde los cielos. No habrá heridos, tampoco muertos. Es mejor que saltar de un octavo piso.

08 marzo 2005

La quinta raya

Desenvolví lentamente la paciencia. Mi dedo prensil se dio a la tarea solo suya de acosar seis veces a las teclas. Sin que me delatara la voz, sonreí. El aparatito es un túnel mágico, que la trae aquí, desde donde quiera que esté, a su voz, entre centellas sensoriales. Estoy sentado en la banqueta oportuna de un descanso vuelta a casa. Dijo que llamaría ayer, puntual como la gota cuadrada del reloj de arena. Y yo como ser atemporal, en la cotidiana confusión de fechas y palitos cruzados por la quinta raya, creo que llamará en lo que se supone será mañana. Yo sólo llamo porque la duda ha sido formulada y el antídoto revelado entre sueños. Sólo llamo para reducir la espera.

07 marzo 2005

Muero al fin

"...me estoy muriendo, juro que no nací para morir, pero muero al fin, y es un pecado vivir. Pero amar es una salvación condenada, pero salvación al fin".
.
[Mauricio Otero, Rulfo: la desolación del ser americano]

Engañado: recuerdos de secundaria

“…iluso”, iba antecedido por un "pobre" y por el énfasis de la chica malhumorada, me sonó entre signos de admiración y con un dejo de sorna. Esas palabras eran para mí, por asegurarle que yo obtendría mayor calificación en un examen. Con el tiempo descubrí que "iluso" no era tan peyorativo como momentáneamente creí. Pues en su sentido más lato, el de "soñador", bien que encajé. El remate de la contundencia sobre mi entendimiento acaso fue el "pobre", que desde luego no entendí como "escaso", sino como "desdichado".
.

El día de la entrega de calificaciones, no nos acordamos del suceso. Sin embargo, yo aprendí (profundamente) una palabra nueva. Y ella conoció mi cara de idiota y mi boca sonriente, sin respuesta.

Mano impía

Fui verdugo con el rostro descubierto. Y lloré sobre la mano asesina. Sangre y lágrimas eran ya las mismas, reconociéndose el color entre las piedras. Pasó el estruendo. Quien pidió castigo ajeno, ya no pudo ver rodar su propia cabeza. De no haberlo hecho, hoy también lo haría.

06 marzo 2005

Es la voz

No hay silencio.
Sólo esta red que lo circunda.
Y el paso es quieto
arrastrado y cauteloso.
Imposible pensar
en que las manos
desenreden la madeja.
Es la voz
la que apaga su latencia.
Y no sobrevive nada.
Acaso letras tapiadas,
húmedas y viejas.

02 marzo 2005

Perdido

No sólo me has extraviado: robaste mi brújula y saliste corriendo.

01 marzo 2005

La cortedad del hilo infinito

El numen
es la punta del hilo
que va a parar
al otro lado,
aquel que siempre
parece lejano
pero es

el que estamos pisando.