Seguidores

Translator

30 noviembre 2004

La figura del amor

Sabremos del lamento
cuando en breve llanto,
sin distinguirse el aire
abunde el vértigo,
la angustia,
y una sombra infausta
reclame la figura del amor

que nadie guarda.

Sobre la letra

"¿Sabe usted lo que he hecho mientras estaba sentado en el jardín?.
Pues he soñado".
[Selma Lagerlof]

"Muchos, en la lectura, no buscan ideas ni hechos, sino ese desfile continuo de palabras que les oculta el mundo y su alma".
[André Maurois]

"La poesía es el ejercicio masturbatorio al que nos venimos negando sistemáticamente desde tiempo, por lo estéril de su práctica, volviendo a negarnos aquí y ahora, entendiendo la poesía en su sentido más lato y sin ceñirnos a periclitadas y academicistas definiciones y referencias de Diccionario, que ya sabemos a donde nos conducen".
[Nel Amaro -junio `94-]

29 noviembre 2004

En el tren de madrugada

A Karla,
para esos tiempos
en que abundan
las nostalgias.

Recorrí los callejones, bajo este azul de noviembre que se acaba, buscando tu pulsión en cada esquina; caminé como la desgracia del mendigo, que apaciguado de aguardiente, arrastra su cobija horadada y su destino. Apresuré mis pasos en las largas avenidas, mientras escondía mi aliento agitado. Subí escalones dignos de montañas y me senté en el filo a observar la lejanía de una ciudad abandonada. Apenas unas luces parpadeban, ajenas a mi figura escasa, cansada y pensativa.

El tren de las tres de la madrugada llegaría, puntual con su alma endemoniada, y ese temblor de cerros a sus lados, vertiginoso sonido el de sus ruedas, que apedrea al ladrido de los perros.

Concedí mis miedos al vacío, allí también van a parar algunos sueños. Y surgí al camino de la urgencia que se delataba con un grito.

Te encontré desmayada en el andén y puse tus manos sobre mi calma. Llegaste en ese tren que no recoge gente para llevársela, sólo la deja aquí, impregnada de nostalgias. Me dijiste que soñabas con un laberinto de flores y murmullos de agua, con un cielo tenue encumbrando madrugadas y una voz distinta dibujándote aves en la espalda. Lo que no sabías, era que estabas en mi alma.


27 noviembre 2004

Animación

BEAR

Una animación de ~vandandsandy ciambotti
(enciende tus bocinas)

A deviation by ~vandands, Sep 27, 2004

Inefable

Dime. Yo te miro a los ojos y tiemblan mis pupilas. Dime de una vez por todas. Cuál será tu palabra, la final del último momento. Antes de que falte el aire y el horizonte vuelque y el polvo se levante. Tú nada más me observas. Apagas el cigarro, cierras los ojos y tu cuerpo festeja con mis manos el silencio.

Recesos

Cómo me encantas cuando existes
anesteciando estas lentas madrugadas

rozo el tiempo con los dedos
lazo el humo por los huecos
adivino mis labios en tus besos.

Y todos los recesos de tu boca extasiada.



Inmortalidad sutil

He descubierto que tres mariposas de alas plegadas habitan en "La Rama Dorada", de Frazer, reimpresión de 1969. Algún amante de la inmortalidad las disecó entre sus hojas, quizá mucho antes de que yo naciera. Si vieran qué bien se conservan. Cuando muera, por favor, guardenme en un libro.

Banca de concreto

La evidencia arremete al forcejeo: hoy no tuve tiempo para poner en calma la razón y el sentimiento. Tres, diez, cinco veces he estado acorralado en el destiempo y he escuchado su voz temblando abismos. ¿Sabrán sus piedras que palpito? ¿Sabrá su paso que la espero bajo la luna espía, en esta triste banca de concreto, donde hallo su sombra intermitente, narrada por el hada de sus días?

26 noviembre 2004

No quiero que me entiendas

Tú eers mi mjoer bseo no coeitmdo
y etsa nchoe, ni te pdiero, ni te oildvo.

25 noviembre 2004

¿A qué te niegas, mujer?

¿A soñar la tierra
de la que serás el polvo
su mejor tersura;
en la que nacerá tu hijo
imantado y pulcro,
beberá tu fuerza
inagotable néctar
de tu perfecto seno?

¿A qué te niegas, mujer?
¿A verte con admiración
y placer
delante de ese espejo

que te espió crecer?

¿A qué?
¿A saciarte el alma?
¿A morir hincada?
¿Deshacer tu mundo,
inventarte ruidos
propagar la fiesta
indefensa trama
de tus labios rojos
en que se antojan sueños
sin soñarse sueños…?

Lo único que salva a un dios, es su estatura.

24 noviembre 2004

Tan breve

Intuir un desenlace no es suficiente, ni siquiera imaginarlo. Es mejor desaliñarse los cabellos, fumar un cigarro, hablar, hablar a solas de esto. Ayer hice maletas, acomodé deseos, te dejé un recado, escrito de ansias ya sin tiempo. Ahora espero que el dolor me parta para dejarte lo que te corresponde y llevarme muy lejos, por alguna calle, mis pesados huesos. Te será más fácil creer en algún otro nombre que se pronuncie lento, el mío es tan breve como el agua que baja.
Me voy... en la inmensidad, perdiendo.

Polifonía expresa

Otra vez la noche se atragantó mi sueño y mis cobijas. La letra es la única que escapa a teclazos y de vez en cuando la acompaña algún sonido motorizado a lo lejos. También los grillos hacen lo suyo. A veces pienso que se comunican con los perros. Esos que alegan por las mañanas con el gallo, porque creen que despertó la furia del enorme gusado de hierro encarrilado.

Desplumadas

"Las palabras no pueden evitar significar alguna cosa, pero ellas pueden ser desposeídas de intencionalidad" .

23 noviembre 2004

Plañidera

Plañidera. Pla ñi de ra..... Mucho tiempo asocié esa palabra con "playa", acaso porque me sonaba a derivado. Bueno, a final de cuentas, de alguna manera, las dos contienen agua salada.

Horóscopo para una amiga

PISCIS
Del no sé qué al no sé qué

Amor


Las redes mágicas de la vida, se han tendido ante ti…. Lo que no sabes es si para rescatarte del daltonismo sentimental de tu cotidiano nadar o enredarte en las más insospechadas y laberínticas mares pasionales. Las vicisitudes te forjan el carácter e implementan nuevas estrategias de lucha para alcanzar tu ideal, que de alguna manera u otra tu alma persigue. Las complicaciones no vienen por sí solas. Uno crea fantasmas, tan pegajosos como la consciencia los cree. El amor siempre es de tres, lo denotan estas ilustradas palabras “Somos tú y yo, y ese otro que hemos creado entre nosotros.” El sentimiento supremo, es intangible, sin embargo es capaz de esbozar universos tan particulares, tan esquizofrénicos, tan alucinantes que se requiere de la planeación, así como de la espontaneidad, en una combinación aparentemente azarosa. El concepto de “amor inteligente”, surgido ya hace varios años, refleja esa necesidad de compensar al sentimiento con el razonamiento. Tarea difícil en una cultura donde arrastramos pesados fardos de lejanas cobardías, tan distantes que ha veces olvidamos que existimos.

Si llegas a ser capturada en las redes. Cuando salgas al exterior recuerda que acá afuera no todo lleva la velocidad del río, ni tiene su fluida consistencia. No obstante, cuando se desea se puede disfrutar de la libertad del viento… se puede
habitar.


Trabajo

Próximas arduas jornadas de trabajo pudieran estresarte. Aunque no todo es complicación. La parte grata recae en la plena satisfacción de realizar, con prontitud y eficacia, empresas que favorecerán a muchos. Te enfrentas a nuevos retos, que seguramente sabrás desvanecer y dibujar encima pequeños pero contundentes triunfos que concebirán una gran labor social. Parecieras incansable, pero recuerda que todo funciona mejor cuando se está tranquilo. Tómate tu tiempo para ser feliz en las más adversas situaciones.

Recuerda que no todos tienen el alma guerrera que te caracteriza, muestra tu mejor arma e intimida. Tus propios logros son compartidos
con los que amas. Utiliza tus dones para la creación de consciencia en todo aquel te escuche. No seas explosiva en situaciones molestas. La tolerancia siempre será más eficaz si la acompañas con una sonrisa.


El que trabaja con amor tiene un poderoso conocimiento por el que bogar.


Salud

¡Salud!..... las que siguen.

Paso índigo

Ya viene tu azul
caminando a lo lejos
y yo apenas puedo
presentirte las rodillas.

Tus manos y la voz
todavía son sueños
deteniéndose
en cada esquina.

Tatuaje

Fuimos noche en el bosque
entre el murmullo insaciable de las hojas.

El equilibrio de Superman

Ahuí: La paradoja de la realidad, fue el estado físico. El heroismo era interno. El papel cinematográfico solo fue una causa-lidad en la vida. El equilibro de alguna manera todos lo ejercemos, para todos.

Francisco Aguilar: Corolario: No desfallezcamos, a pesar de los pesares, lo más importante está dentro, muy cerca del tálamo y muy conectado a la amígdala. No se puede explicar de otra forma.

22 noviembre 2004

La continuidad de la sangre sobre la tierra

El rojo se vuelve fascinante, escurre desde la trágica cabeza asestada. Una almohada inmaculada aún guarda las formas del peso que la transfiguró. En el suelo un cuerpo, en la hamaca un niño, en el cuerpo un rostro boquiabierto, dejando sus labios en contacto con la tierra olor a orines y color de carne.

Valió la pena, reza el hombre queriendo desistir al terror nocturno de su mano impía. Debería correr hacia la puerta, un llanto ajeno detiene en la penumbra su sombra agitada. Y traba, pesadas, en su mente todas las tardes cuando amaba la mirada que yace inútil e incalculable ante sus celos.

Sacó más fuerzas de sus bolsillos. Y corrió hacia al averno más cercano, para su alma. El vaso roto y una densa calma, tras las manchas nuevas de la lava humana, existieron solo para tributarse como un sueño sucesivo en su aletargada mente. Encerrado en sí mismo o en la circunferencia incauta de su “amada mía”, labra el sueño de dispersarse como agua que deslave la continuidad de la sangre sobre la tierra.

Con dedicatoria al Ale, por la visión literaria de la Nota(n) roja.

KKK

- ¡¡Auxilio!! ¡que vengan a Veracruz los del Kukusklan para que se echen al Negro!
- ¡¿Para que lo maten?!
- Noooo, primero que se lo echen, ya después lo que quieran...

(un chistecillo fácil, para comenzar el día)


Tus mañanas

Calmar tus mañanas.
Vaciarlas de ganas.
Tomarte las venas,
sorberles las penas.

Me tiendo en tus formas
una noche cualquiera
de cabos atados.
Sudor a canela.

Fernando Vilchis

Aún no me levantaba. Es más todavía no me dormía, cuando supe que el pintor Fernando Vilchis había muerto. Mi madre lo vociferó como noticia de la mañana. Qué puedo decir del maestro. No me consta nada, sólo su obra. De lo que siempre me voy a acordar, es que debí ser yo el que le hizo la entrevista más corta de su vida. Lo intuyo por la cara de sorpresa que me pusó, cuando sólo hice dos preguntas. Una sobre su exposición y la otra sobre la ubicación del baño. Pero qué me podía esperar siendo el reportero en fila, después de nuestro excelente esgrimista de la grabadora, Martín Corona.

En busca de un blog

Hace dos días descubrí, acaso tardío, qué era un Blog. Quizá hube leído muchos textos bajo esa denominación. Pero no sabía exactamente qué implicaba. Anoche me pasé buscando cómo tener uno propio. En la madrugada, ya casi dormido balbuceaba (mental e interiormente) todo lo que escribiría. Ahorita son las 4 am y no terminó de pensar qué carajo escribir, ahora que ya lo tengo. Y ya con este es el cuarto post que escribo. Me pasa como la primera vez que entré a un chat: namás me quedé milando, como el chinito.

La duda

Un hombre conoce a una mujer. La mujer tiene construido un mundo. En ese mundo el hombre no puede cohabitar, más que con las palabras de la mujer. Cuando la mujer duda, el hombre la ama y cuando la mujer ama, el hombre duda. La duda impide el eterno recorrer del beso, el delicado halago de la mano, el estrecho abrazo que complementan la sonrisa… el placer de percibir que no sólo son fantasmas dialogando en la noche en que nadie sabe de ellos.

En el fondo también arde

21 noviembre 2004

Y la que quede

Creo que debí ser gato. Con esa libertad de saltar algunas bardas e iluminar mis sigilosos pasos con esa luna que el ratón cree es de queso, pero que el felino sabe bien que es de fábula. Debí ser gato. Con una cola esponjada y tersa y un montón de pulgas en mi espalda. Lo más interesante es aquello de las vidas. Siete. Una por si te falla el equilibrio. Otra para sorprender a tus amigos. La tercera, por si la modernidad ataca. Una más para morirse de hambre. No hay quinta mala, que tal si es para limpiar el alma. La sexta en calidad de por si alguna otra fracasa.

Y la que quede, por aquellas salvajes gatas de amores guturales, que maltratan gatos, de esos que escapan en las noches de sus casas.