Seguidores

Translator

19 marzo 2005

Mi fe de iguana

Tremenda piedra de río fue a inspeccionarle, presurosa, la verde y rugosa cabeza. Zas, cayó entre matorrales. Pobre iguana que se iba a imaginar que ese día un cazador novato de pantalones cortos y charpe en mano, la derribaría de la pared donde se asoleaba. Y yo que en mi vida le había atinado a algún ser vivo, simplemente porque ni siquiera les había apuntado. En lo que la hallé, ya estaba hormigada. Pues cómo no si cayó en un hormiguero. Al menos ya tenía cómplices. A mí se me figuró que ya se la estaban comiendo. La jalé de la cola, previendo que si estaba moribunda los dos nos llevaríamos un susto, y me la llevé arrastrando hasta mi casa. No sabía qué hacer con ella, pero más tardé en irlo pensando que en salir echado, con todo y dinosaurio chiquito, de mi casa. "Empezaste con insectos vivos ¿ahora qué siguen, reptiles muertos?" Me senté en una piedra, la acomodé muy cerca y la movía a ratos con un palito. Llegué a zangolotearla. Creo que matarla no había sido tanto mi deseo. En una de esas cuando salí corriendo para observar un gran ave blanca que muy bajo planeaba el vuelo, la drámatica y buena prisionera, corrió conmigo y se siguió derecho. Desde entonces creo en la resurrección de los muertos.

3 comentarios:

Piel dijo...

Ahui! :

Gracias por tenerme enlazada en mi pagina anterior "DE HADAS Y DRAGONES", por cuestiones de tiempo e identida, poco a poco la he ido abandonando, y actualmente escribo en mi pagina: http://pieladentroviajeinterior.blogspot.com

Te dejo un abrazo muy fuerte.

Piel dijo...

T u relato me recuerdad mi estancia en Chiapas, vivi ahi algunos años y puide ver la cacertia de iguanas , incluso aprendi a prepararla.. (si desde chamuzcarla para quitar la piel, hasta preparar el molito con el que saben deliciosas! !

Y si yo tambien creo en la resurreccion de los muertos...

Besoss!

Román Ahuí dijo...

Correspondidos el abrazo y los besos, te agradezco tus comentarios y te doy la bienvenida. Tu posterior blog (con sus estadías sobre la piel), ya está incluído en los vínculos de los que hacen ruido. Creo que una de las intenciones fue comerme la iguana, por eso ha de haber salido corriendo.