Seguidores

Translator

09 diciembre 2004

En el campo más grande

Jimena María: Y rueda que rueda, por mis manos, por las de ellos y se pincha ¿y dale que jugábamos a tocarnos despacito?, ¿pero vestidos eh? si no las margaritas de mi alma se van a estropear. Igual hiciste lo que queríamos. Me desvestiste lento, podía verte hacerlo a través de la sombra tuya, proyectada en la cama próxima gracias a la luz de una vela vieja y amarillenta. Me gusto rodearte con mis labios pero más me gustó morderte. Cuando me miraste, yo ya no estaba. Me había perdido en el campo más grande. ¡Ah!, y había muchos trenes.
.
Ahuí: Y se estropearon las margaritas en intenso palpitar, la sombra escurrió sin vela y junto a los rieles rodearon los labios la eternidad.

No hay comentarios.: