Seguidores

Translator

08 julio 2009

Indómito jardín

Se hunden los cabellos
hasta el fondo de la noche.

Las falsas vírgenes
desnudan su mano esmerilada
para distraer la voz
que se adueña de sus cuerpos.

Hay piedras lúgubres
para acallar los gritos.
Y un jardin
donde desangran

lacónicas
sus venas.

2 comentarios:

noemi dijo...

Me pareció muy hermoso tu poema :)

hatoros dijo...

ERES COJONUDO ESCRIBIENDO POEMAS