Seguidores

Translator

14 julio 2009

Acequias de la hora oscura

Con el ajetreo del éxtasis

las sábanas

fingieron angustia.

El grito fue todo lo que sucedía.

Fuimos perdiendo el nombre,

la obstinación,

la conciencia.

Del ayer

escurrieron lágrimas deshabitadas.

3 comentarios:

hatoros dijo...

EXTRAORDINARIO
GRACIAS POR DARLO Y HACERMELO SENTIR, JODER

Ana dijo...

me tocó.

La hija de la Lágrima dijo...

con pocas palabras toda una situación