Seguidores

Translator

29 mayo 2011

Postales

Sus pequeñas manos,
apenas deslizables,
y su tobillo terso
y desafiante de la altura.

Sus labios suavecitos
proverbiales
rojos de otoño nunca
de labiales.

Y esas nalgas
perplejas
presumidas
que tarde a tarde
fueron las ventanas
del héroe
de la máscara de fuego.
Hoy son postales
guardadas
en cajas de zapatos.

No hay comentarios.: