Seguidores

Translator

28 abril 2011

Dios nos libre

Recorrer tu rostro es abstraerse. La pura esencia del encanto alcanza para escribir unas letras como éstas y después vaciarse: el vértigo amoroso, repentino. Dios nos libre de tus besos. Quién soportaría tanta beldad y tanto tino. 

1 comentario:

Zara dijo...

Una belleza tan intensa que hace sufrir...precioso texto. Me alegra volver a leerte después de haber estado ausente de la blogosfera. Acabo de volveer con otro blog. Me pasaré por aquí pronto!!

Besos