Seguidores

Translator

21 septiembre 2009

Deleitosa

Mis manos bailan,

su sombra se empecina

sobre las notas delicadas

del pianista de la camisa a rayas.


Mis manos toman los billetes

para comprarse todo el mundo.

La sombra, inteligente,

crece, abundante,

y se sabe natural

y poderosa.


Luz para bailar.

Luz para existir.


Bailan mis manos

con su sombra.

2 comentarios:

La hija de la Lágrima dijo...

tenés un premio en mi blog

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola:
He pasado a leerte y me he sumergido en tu mundo interior, ese que tan bien se refleja en cada uno de tus versos. Ha sido una experiencia interesante. Lo he disfrudo. Un abrazo:
Tadeo