Seguidores

Translator

05 julio 2005

Mi musa no está

Tiemblo.
Mi mano no sostiene la mirada.
La otra, apunta.
Al escribir
se van manchando las ganas
con la tinta
con la pólvora regada
que disipa el estruendo
y sus palabras.

No hay comentarios.: